Consejos para el nuevo gestor de productos: la primera semana

Solo tienes una oportunidad de escuchar a tus clientes con los oídos frescos, no la desaproveches.

Evan Michner Evan Michner

Aquí tenemos mi pregunta favorita para la entrevista a los gestores de productos: "¿En qué tareas te centrarías en tu primera semana de trabajo?" Algunas de las respuestas que he obtenido son las siguientes:

"Acomodarme y estudiar la plataforma y la arquitectura".

"Probablemente, convocaría una reunión con el equipo para conocer quiénes son las partes interesadas".

"Crear relaciones con los desarrolladores y diseñadores. Salir con ellos a almorzar. Invitarlos a unas cervezas".

"Rebuscar entre los datos. Empezar a estudiar los análisis existentes".

"Hablar con los mejores clientes y preguntarles qué es lo que les gusta del producto".

Algunas respuestas son magníficas. Pero a riesgo de ofrecer en el futuro a cada persona entrevistada la respuesta que realmente esperamos, la primera semana de cualquier gerente de productos debería incluir el trato directo y las charlas con los usuarios.

Cuentas con un equipo de ingenieros y diseñadores expertos en solucionar los problemas y tienen la mirada puesta en ti para priorizar los problemas. ¿Cómo se pueden fiar de tus decisiones si te sientes más cómodo hablando sobre los recursos tecnológicos que tratando con los usuarios?

Si no tienes tiempo para hablar con los usuarios (en especial, durante la primera semana), no eres la persona adecuada para encargarte de priorizar los problemas para tu equipo.

No me malinterpretes. Sin duda, deberías ganar tiempo para analizar los datos y los análisis. Cualquier gestor de productos que se precie toma decisiones basadas en cifras. Pero, en caso de que haga tiempo que no hablas con un usuario real, aquí tienes un cordial recordatorio: los usuarios no son números.

Los datos informan de la cantidad de usuarios que han hecho clic en el botón. Las pruebas de facilidad de uso revelan los motivos por los que los usuarios tuvieron problemas para encontrar el botón. Pero las conversaciones informales con los usuarios pueden mostrarte que ellos preferirían un número del 1 al 800 en lugar de un botón. Nunca sabes lo que te puedes encontrar.

Gestión de productos ágiles | Orientador ágil de Atlassian

Y sí: definitivamente, familiarízate con la tecnología durante la primera semana. Habla con el equipo sobre las limitaciones de la plataforma y sus quejas con respecto a ella. Conoce la arquitectura básica. Pero tu trabajo no es escribir código, aunque lo pudiera parecer. Tu trabajo es buscar problemas que solucionar. Por tanto, si eres gestor de productos y no has tenido tiempo para hablar con un usuario, es posible que tengas que replantearte tu cargo.

Y en el caso de un gestor de productos que empieza en una empresa que cuenta con una gran cantidad de recursos, realizar estudios formales de facilidad de uso y ver las entrevistas detrás de un espejo unidireccional es algo genial. Aprenderás mucho con ello (y de las técnicas utilizadas por los entrevistadores). De todos modos, que esto no sea una excusa para mantener una conversación real con un usuario. Observar una entrevista detrás de un espejo unidireccional no puede sustituir al hecho de mantener una charla con un usuario que utiliza el producto.

So if you're joining a new company, go ahead and reach out to a few of your users. Even the ones who were unhappy and left. Actually, especially them.

No solo terminarás aprendiendo cosas sobre el producto y la base de usuarios, sino que te conviertes en el punto de contacto que el usuario necesita para seguir usando el producto. Considéralo como la forma de inversión menos costosa que puedes realizar para la satisfacción del cliente.

Recuerda: solo tienes una oportunidad de tener una perspectiva diferente. Exprímela al máximo y ponte en el lugar del usuario.

¡Buena suerte en tu primera semana de trabajo!