Cerrar

Sobre nosotros


 

Atlassian quiere que cada equipo aproveche todo su potencial. Pero no basta con equipar a las personas adecuadas con las herramientas adecuadas, también hacen falta las prácticas adecuadas. 

Por eso hemos creado nuestro Manual de estrategias para equipos. En él encontrarás técnicas no vinculadas a herramientas que los equipos de Atlassian usan a diario para aprovechar todo su potencial y hacer el mejor trabajo de sus vidas. No es el libro de gestión del director ejecutivo de tu empresa. Es práctico y está probado en combate. Ah, y sin pamplinas.

Cualquiera puede usar el Manual de estrategias para equipos, desde un becario hasta un ejecutivo. Así que no necesitas pedir permiso. Compártelo con tu equipo y no lo dejes para mañana.


Cómo usar el Manual de estrategias para equipos

No hay un método establecido, pero sí tenemos tres sugerencias.

Paso uno: monitor de estado

Puedes empezar con un taller de monitor de estado. Así estableces una referencia inicial del buen funcionamiento de tu equipo, puedes supervisar el progreso y generar confianza entre los miembros del equipo.  

Más información

Filtra las estrategias según tus necesidades

¿Ya conoces las dificultades más serias a las que se enfrenta tu equipo? Puedes filtrar las estrategias conforme a tus necesidades para obtener una lista elaborada con las estrategias que tu equipo puede poner en práctica para trabajar mejor en grupo.

Más información

Utiliza un plan de juego

También puedes empezar por consultar nuestra recopilación de planes de juego. Encontrarás estrategias escogidas caso por caso que se han probado y demostrado en situaciones específicas. 

Más información

Preguntas frecuentes

1. ¿Cómo surgió esta idea?

Como empresa con oficinas en los cinco continentes, más de 1800 empleados en no sé cuántos países y una cultura basada en la idea de predicar con el ejemplo, conocemos tan bien como cualquiera (probablemente, incluso mejor) el lado oscuro del trabajo en equipo.

Dependemos por completo de nuestros equipos para resolver los problemas más complicados. Por eso, teníamos que hacer algo con ese lado oscuro. El ruido de fondo que provocaba impedía que la señal apenas llegase a su destino. Así pues, ¡pusimos a un equipo manos a la obra! Durante cerca de dos años, este equipo elaboró un conjunto de "estrategias" para solucionar problemas tan habituales como prestar un servicio de calidad a gran escala o consensuar los objetivos de un proyecto. 

Las estrategias liman las asperezas que suelen darse dentro de los equipos y ofrecen un mismo idioma para toda la empresa. Permiten que los equipos centren su energía mental en la tarea entre manos en vez de derrocharla en enfoques confeccionados a medida para abordarla. En otras palabras, las estrategias liberan mejor el potencial de nuestros equipos.

Ahora las compartimos en forma de manual de estrategias con el propósito de que los equipos de todo tipo lo puedan utilizar para gestionar y realizar el trabajo, evaluar el estado del equipo y sus debilidades, así como supervisar el progreso. Como creemos que el liderazgo depende de la persona, y no de la posición que ocupa, cualquier miembro del equipo puede introducir estas estrategias, sin importar cuál sea su cargo o rol dentro de la empresa. 

2. ¿Por qué hace falta un manual de estrategias para equipos en particular?

Respuesta corta: el trabajo en equipo es complicado de narices. Obviamente, la respuesta larga es más difícil de exponer. 

Podríamos habernos centrado en la productividad individual o en la general de toda la empresa. No obstante, ya existe mucha información de excelente calidad acerca de estos dos niveles. De los equipos, por su parte, se sabe muy poco, aunque sus problemas sean más difíciles de solucionar y constituyan piezas clave para resolver cuestiones complejas. 

Los equipos son el motor del mundo, pero el trabajo en equipo presenta un lado oscuro. Cada miembro tiene unas prioridades y una personalidad distintas, y, cada vez más a menudo, proceden de lugares diferentes. Si nunca has vivido el... ejem... placer de organizar una reunión con miembros de equipo repartidos entre tres continentes, pronto lo descubrirás. 

El agravamiento de los retos logísticos de los equipos constituye la paradoja de la diversidad: la variedad de habilidades, edades y experiencias mejora el rendimiento y la salud de un equipo, aunque también dificulta la dinámica entre sus miembros. La presencia de distintas personalidades y formas de solucionar los problemas es el precio que hay que pagar para contar con las personas adecuadas. 

Las herramientas no pueden solucionar esta situación por sí solas. Si tu equipo no cuenta con la gente, los principios y las prácticas adecuados, deja de buscar una herramienta mágica para solucionar la situación y mírate en el espejo. (De hecho, el Monitor de estado está diseñado para actuar como un espejo. Es como si fuera un examen físico anual de tu equipo, pero mucho menos... invasivo).

Si has llegado aquí porque quieres ayudar a tu equipo, pero no sabes muy bien cómo ponerte manos a la obra, estás en el lugar indicado. 

3. ¿Por qué aparecen solo tres tipos de equipos en esta página?

Creemos que definir a los equipos por su conjunto de habilidades se queda corto, sobre todo en un mundo ágil en el que es tan frecuente ver equipos multifuncionales o temporales. (Por ejemplo, los miembros del equipo que creó este sitio representan seis funciones de trabajo distintas, todas ellas con jefes distintos). Por esta razón, observamos a los equipos desde un nuevo punto de vista.

No definimos a los equipos por su especialización, sino por el trabajo que producen y por los medios que usan para ello en primer lugar. Nuestra primera iteración la componen el proyecto, el servicio y el equipo de liderazgo. No obstante, aunque esta categorización es útil, sabemos que está incompleta. 

Ve comprobando si hay actualizaciones en este sitio a medida que ampliamos los perfiles de equipos. Las nuevas incorporaciones contarán con un Monitor de estado personalizado e incluso puede que con un par de estrategias nuevas. Déjanos tu correo electrónico en el formulario de la parte inferior de la página principal para hacerte llegar las actualizaciones a medida que incorporemos contenido nuevo. 

4. ¿De verdad usáis este manual en los equipos de Atlassian?

Sí. Los atributos que se repiten en equipos con buena salud, el Monitor de estado que te permite evaluar los puntos fuertes y débiles de tu equipo, las estrategias..., lo usamos todo. Esta información no procede de teorías instaladas en torres de marfil o de estudios experimentales a doble ciego; viene de la práctica. 

Los equipos de Atlassian utilizan el Monitor de estado, así como las estrategias que aparecen en este sitio, cada día. Es más, utilizamos literalmente este sitio. Algunas de las estrategias son originales de Atlassian, mientras que otras se han adaptado a partir de las ideas de expertos externos en la materia. 

Nos negamos a etiquetar ninguna de las estrategias como "práctica recomendada". Hemos combinado elementos del pensamiento ágil, del pensamiento ajustado y del pensamiento de diseño para crear (y en algunos casos, tomar prestadas) las estrategias, por lo que observarás la influencia de varias metodologías en ellas. Creemos que son una solución adecuada para los equipos con objetivos, habilidades y personalidades distintos.

5. ¿Cómo sé yo que el Monitor de estado y las estrategias funcionan?

No lo sabes. Te garantizamos que funcionan en nuestros equipos, pero no podemos asegurar que lo hagan en los tuyos.

Sin embargo, son mejores que el enfoque descendente, el más habitual en los procesos de trabajo en equipo. Lo que lees. A pesar de que, tradicionalmente, las compañías han exigido procesos y estándares para intentar eliminar la variabilidad, nuestro enfoque se basa en crear márgenes de seguridad, dentro de los cuales los equipos puedan ser flexibles y autónomos. En vez de obsesionarnos acerca del esfuerzo que realiza un equipo, nos centramos en los resultados y, al contrario de aquellas empresas (muchas) que crean equipos rígidos basados en los habilidades, preferimos utilizar equipos pequeños y multifuncionales.

6. ¿Cada cuánto se actualiza el Manual de estrategias?

El ritmo de publicación no está establecido, pero el Manual de estrategias nunca se finalizará como tal, así que lo iremos actualizando cada cierto tiempo. Hemos utilizado las estrategias, las hemos mejorado y volveremos a utilizarlas de nuevo. Nos quedaremos con los borradores para nosotros; por eso, no compartiremos una estrategia nueva o actualizada hasta que funcione a las mil maravillas en nuestros equipos. Déjanos tu correo electrónico (mejor si es el que utilizas en el trabajo) en el formulario de la parte inferior de la página principal para hacerte llegar las actualizaciones a medida que añadamos contenido nuevo. 

Dicho esto, no significa que sean perfectas. Pruébalas con tu equipo y, si te gustan, ¡genial! Si no, las puedes adaptar y personalizar a tu antojo.

7. ¿Por qué comparte Atlassian este recurso?

Existen dos razones. En primer lugar, nuestra misión consiste en liberar el potencial de cada equipo. No obstante, las herramientas, incluidas las nuestras, solo te permiten alcanzar un cierto nivel. Las herramientas dan soporte a los procesos que aplicas sobre el terreno. Si los procesos son basura, no habrá herramienta que salve a tu equipo. Los atributos que hemos observado en los equipos que rinden a un nivel alto y en las estrategias que ayudan a reforzar el estado del equipo han resultado ser un activo enorme para nosotros.

Ahora es el momento de compartir esta información con los equipos de nuestros clientes, con los equipos de nuestros antiguos clientes, con los equipos de quienes nunca serán nuestros clientes... no hacemos distinciones. La idea es que esta información esté disponible para todos los equipos, con la esperanza de que puedan liberar mejor su potencial. 

En segundo lugar, por nuestro eslogan: "Empresa abierta, sin mentiras". No hay nada más que decir al respecto. 

8. ¿Tengo que usar todas las estrategias a la vez?

Por supuesto que no. 

Las estrategias están diseñadas para ayudarte en tu día a día laboral, no para distraerte. Seguir todas las estrategias sería una exageración y, además, te distraería, por lo que resultaría contraproducente. La idea consiste en seguir las estrategias adecuadas para tu equipo cuando las necesites.

La persona que puede juzgar mejor el uso de una determinada estrategia y el momento en el que toca seguirla eres tú. Utiliza las sesiones de Monitor de estado de manera regular para que te indiquen las estrategias más adecuadas en función de las áreas que resultan más complicadas para tu equipo. También puedes dirigirte a la página donde aparecen todas las estrategias y filtrarlas por tipo de equipo o por punto débil para obtener varias sugerencias. 

9. ¿A qué viene lo del pollo de goma?

Te habrás dado cuenta de que el pollo de goma es una herramienta incluida en varias de las estrategias. Y no es ninguna tontería. Todo comenzó cuando nuestro jefe de Diseño, Jurgen Spangl, trajo a Helmut, "el pollo del asesoramiento", a la oficina de Sídney. Su equipo utiliza a Helmut para mantener el control de los talleres y las sesiones de entrenamiento . Tal fue su éxito que los pollos del asesoramiento surgieron por todas partes y, ahora, el averío de Helmut está presente en cada una de nuestras oficinas por todo el mundo.

El pollo de goma se utiliza de la siguiente manera. Pongamos que te encuentras en un taller en el que todos los participantes realizan una lluvia de ideas por su cuenta durante 5 minutos y, a continuación, las comparten. Deja que tu equipo piense en esas ideas. Cuando hayan pasado los 5 minutos, dale un buen apretón al pollo de goma a modo de timbre para que todo el mundo deje los lápices sobre la mesa. (Si no puedes encontrar un pollo de goma que haga ruido, siempre puedes aprender a cloquear y a cacarear). En los equipos en que el grado de confianza y comunicación esté por las nubes, se puede usar un pollo de goma que pite; con ello, se puede recuperar la atención del grupo en la tarea que toca cuando sus integrantes se vayan por las ramas.

Nos encanta que Helmut y su equipo se encarguen de que nos mantengamos centrados en la tarea porque, aunque te encuentres en medio de un debate apasionado, es muy difícil enfadarse con un pollo.

10. ¿Cómo puedo enviar feedback o conseguir que algún miembro de Atlassian dirija una sesión con mi equipo?

Ardemos en deseos de saber qué es lo que funciona en tu caso y lo que no. ¡Dínoslo! Si estás en un equipo de Atlassian, envía un ping a Dominic Price o a Bernie Ferguson. O si no, utiliza la funcionalidad "Enviar feedback" de la página de cada estrategia para que sepamos qué ronda por tu cabeza.

Si te encuentras deslumbrado, anonadado o no cabes en ti de gozo porque a tu equipo le encanta este sitio, dilo en Twitter y menciona a @Atlassian. Si te apetece, claro. 

11. ¿El Manual reemplaza a la metodología de desarrollo actual de mi equipo?

No. Nos negamos a etiquetar ninguna de las estrategias como "práctica recomendada". Hemos combinado elementos del pensamiento ágil, del pensamiento ajustado y del pensamiento de diseño para crear (y en algunos casos, tomar prestadas) las estrategias, por lo que observarás la influencia de varias metodologías en ellas. Creemos que son una solución adecuada para los equipos con objetivos, habilidades y personalidades distintos.

Utiliza los Monitores de estado y las estrategias para mejorar el rendimiento de tu equipo. Asegúrate de buscar el valor que encierran estas sesiones. No sigas los pasos porque sí; ahí es cuando los rituales de equipo te hacen ir más lento. 

12. ¿Existe un orden concreto para llevar a cabo las estrategias?

En realidad, no. Considera las estrategias como "un libro en el que puedes elegir tu propia aventura mientras te zampas lo que quieras en tu buffet de desayuno preferido": coge el alimento que necesites y ponte manos a la obra.  

Algunas estrategias te ayudarán a visualizar tu estado final, mientras que otras contribuirán a alcanzarlo o a mejorarlo una vez que el cliente tenga el producto en sus manos. Asegúrate de seleccionar las estrategias más adecuadas para el trabajo que necesitas realizar. 

Si necesitas ayuda, puedes echar un vistazo a la sección "Utiliza esta estrategia para..." o ve a la página principal de estrategias y filtra por punto débil. Aunque probablemente sea mejor comenzar el día con un saludable desayuno a base de barritas de muesli y zumos, a veces, y solo a veces, tu equipo necesita un buen trozo de pastel para comenzar la mañana. ¿Pastel para desayunar? ¿Por qué no?

13. Veo que algunas estrategias cuentan con plantillas. ¿Puedo usarlas?

Por supuesto. Algunas estrategias cuentan con plantillas, que incluyen instrucciones y ejemplos para que los utilices como referencia. Verás enlaces de descarga en las estrategias con plantillas. Si eres cliente de Confluence, podrás descargarte la plantilla a través de Atlassian Marketplace como complemento gratuito.

Si no eres cliente de Atlassian, utiliza las plantillas en PDF que tienes a tu disposición.

14. ¿Qué aspectos legales debo conocer?

Este trabajo está disponible bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International, así que, si te interesa compartir y adaptar su contenido, no dudes en hacerlo. Solo debes asegurarte de que cumples los términos incluidos en el enlace de la frase anterior.

15. En Atlassian se habla de la importancia de la cultura de empresa. ¿Qué papel desempeña el Manual en ella?

Estamos orgullosos de nuestra cultura y de los valores que la definen. Que se entere todo el mundo. No consideramos que nuestra cultura sea apta para todas las empresas, pero creemos que algunos de los métodos que mantienen viva su llama pueden ser de ayuda a otras compañías.

En Atlassian, el trabajo se gestiona en tres niveles: como una sola organización, como un conjunto de equipos en perpetua evolución (para los que se creó el Manual de estrategias para equipos) y como un conjunto de personas. Nuestra cultura y nuestros valores tienen significado en cada nivel. Y hemos adoptado prácticas que nos han ayudado a mejorarlos como personas, como equipos y como organización.

Organización. En el nivel de organización, Atlassian cuenta con prácticas que dan soporte a los aspectos fundamentales de nuestra cultura, como la innovación, la transparencia y la reciprocidad, entre otros. Tomemos como ejemplo ShipIt, un día entero dedicado a la innovación que tiene lugar cada trimestre en todas las oficinas de Atlassian repartidas por el mundo. La intención es que cada uno cree, fabrique o diseñe lo que se le ocurra y, a continuación, presente el producto. ShipIt infunde el espíritu de la innovación en toda la empresa, no solo en los equipos de ingeniería.

Equipos. Los equipos son los órganos que nos permiten vivir y respirar. Dependemos de ellos para crear nuestros productos, los cuales diseñamos para que el trabajo en equipo vaya como la seda. No hace mucho publicamos un informe acerca de la diversidad en nuestros equipos, no solo en nuestra organización en general. ¡Si hasta cotizamos en bolsa bajo el símbolo TEAM! No resulta extraño que valoremos la salud del equipo y su eficacia. Aquí entra en juego el Manual de estrategias para equipos. Cada día, los Atlassians utilizan el Manual para evaluar la salud de su equipo o para reforzar los puntos débiles. Para nosotros es clave trabajar como un equipo con el fin de sacar el máximo partido al rendimiento.

Personas. En último término, todos somos personas. Si te fijas, hay un "yo" en cada equipo. Atlassian cree que, para liberar el potencial de los equipos, es necesario liberar el potencial de cada miembro. Todo parte de valorar las individualidades; por eso, la cultura de Atlassian incita a los empleados a que actúen con autenticidad en su puesto de trabajo diario. Durante la jornada laboral, se anima a cada persona a buscar la máxima productividad como más le convenga. Una práctica bastante común entre los Atlassians es dejar tiempo para las sesiones de trabajo intenso. Se anima a que cada uno reserve un cierto tiempo en su agenda para zambullirse de lleno en su labor.

La cultura de Atlassian se define por nuestros valores y florece gracias a las prácticas con las que nutrimos nuestras jornadas a nivel personal, a nivel de equipo y a nivel de organización. En Atlassian, la "cultura" y los "valores" cobran vida y hay que vivirlos. No son solo un par de palabras escritas en una hoja que coge polvo o un mural en la pared. Animamos al resto de las empresas a que reflexionen minuciosamente acerca de la cultura y de los valores que les importan y que, a continuación, pongan en marcha las prácticas que realmente den soporte a los aspectos importantes y los refuercen.